Precedentes del Mentoring

Precedentes

elefante y cria

Aprovechar la experiencia ajena es la vía natural para avanzar con rapidez y seguridad.

El mentorazgo no es nada nuevo, sino más bien todo lo contrario. El término “Mentor” procede de la cultura griega clásica; dicha expresión se acuñó en la obra de Homero “La Odisea”. Mentor fue el maestro a quien Ulises confió la tutela y preparación de su hijo Telémaco, mientras permanecía ausente.

Es un hecho que
la historia del progreso de la humanidad se ha basado en el mentorazgo. Es decir, en la transmisión de la experiencia y modelos de personas con gran experiencia, hacia personas noveles.

Desde la antigüedad, personas con experiencia o maestría en ciertas áreas, enseñaron y sirvieron de guía y modelo a los que venían detrás. En las clases altas más culturizadas, esta figura la solía desempeñar –aunque de forma arbitraria- algún amigo del padre o alguna persona con gran reconocimiento social.

Así, transmitiendo experiencias de unos a otros, se fueron transmitiendo y perfeccionando los oficios, pero con frecuencia se buscaba más clonar al tutelado y perpetuar el modelo particular del tutor, que sentar la bases para que los noveles fueran más allá y pudieran progresar de modo más útil e independiente.

Actualmente las cosas han cambiado y esta transmisión de experiencia y tutela ha ido más allá de los gremios y los oficios; el mentorazgo ya no es mera formación, se ha modificado, especializado y extendido a cualquier ámbito empresarial o de la vida.

 
Tu Consultor: Soluciones, Avaces Vitales, Profesionales, para Progresar con Precisión